27 de septiembre de 2010

Lo es todo

Si robas, que sea un beso. Si lloras, que sea de alegría. Si pierdes, que sea el miedo y si ganas, que sea un verdadero amigo porque el valor de las cosas no está en el tiempo que duran, sino en la intensidad con las que suceden. Esa es la razón de que existan momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario